La Policía Nacional detiene en Ceuta a una persona integrada en el aparato de propaganda de DAESH

El detenido, un hombre, de 28 años y de nacionalidad española, era el integrante de una red de captación, adoctrinamiento y reclutamiento potencialmente peligrosa por la vinculación de sus miembros con yihadistas alistados en las filas del DAESH en territorio sirio.

La Policía Nacional ha detenido hoy en Ceuta a una persona por su presunta integración en el aparato de propaganda de DAESH, que actuaba como distribuidor de material a modo de “informante”, una figura clave en la obtención, almacenamiento y distribución de contenidos radicales procedentes de los canales oficiales de la organización terrorista.

El detenido, un hombre de 28 años y nacionalidad española, era el integrante de una red de captación, adoctrinamiento y reclutamiento potencialmente peligrosa por la vinculación de sus miembros con yihadistas insertados en las filas del DAESH en territorio sirio y por su profunda influencia en jóvenes asentados en el barrio de El Príncipe. Además, está vinculado a numerosos yihadistas españoles desplazados a Siria y fallecidos en zona de conflicto.

El detenido actuaba bajo premisas recogidas en varios manuales distribuidos por DAESH, textos en su mayoría dirigidos a los integrantes de la organización que llevan cabo una labor de difusión y comunicación mediática.

Como miembro del aparato de propaganda de DAESH y receptor de información oficial de la organización terrorista, el detenido distribuía en tiempo real cada una de las novedades y noticias publicadas por ésta. Asimismo era firme seguidor de los manuales, cuyo objetivo es el autoadoctrinamiento de aquellos individuos extremadamente radicales. Una serie de documentos que resaltan ideas acerca del martirio o sobre la importancia del uso de la información y la palabra como “arma de guerra” por los terroristas, entre otras.

Siguiendo las directrices que marca la denominada yihad de la palabra, el arrestado difundía vídeos e imágenes que contenían amenazas contra aquéllos que no profesan la ideología terrorista, violencia y muerte de inocentes. A estos contenidos se unían otros en los que se ensalzaba la figura de los combatientes y su fallecimiento como mártires.

Además, el detenido actuaba como adoctrinador de sus integrantes con el fin de que evolucionasen en su compromiso con DAESH, proporcionándoles información para desplazarse a zona de conflicto o alentándolos a cometer atentados terroristas en sus lugares de residencia. Una muestra de su compromiso con el aparato propagandístico era exhibir como foto de perfil en uno de sus canales la de un combatiente portando una cámara de fotos como modo de ejemplificar la idea del “informante” o “reportero” de la yihad.

La operación, que continúa abierta, se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central Instrucción, Número 5, y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.


*